vcc para verificar paypal

¿Qué es una VCC y cómo funciona?

Los cambios tecnológicos y económicos del mundo obligan al usuario a abrirse a nuevos métodos. Nuevas divisas digitales, nuevos sistemas bancarios y nuevos métodos de pago pueden ser algunos de estos cambios. Las VCC (Virtual Credit Card) son un sistema empleado hace relativamente poco tiempo, pero con una popularidad creciente. Estos sistemas facilitan el manejo de los recursos a su poseedor, mientras hacen de la economía un sistema más fluido. 

¿Qué es una VCC?

Por sus siglas en ingles Virtual Credit Card es teóricamente una versión descartable de una tarjeta de crédito física. Es un sistema que provee al usuario de la posibilidad de pagar utilizando los datos de dicha tarjeta sin comprometer su información personal o sin tan siquiera cumplir con los requisitos de una tarjeta física.

De hecho, este sistema también está siendo probado por múltiples entes bancarios. Para ofrecer la posibilidad de utilizarla como si fuese una tarjeta de credito física para pagos online sin necesidad de tener una tarjeta física. 

¿Cómo funciona? 

Trabajan con un sistema similar a los chips de tarjetas de crédito más modernos, generando un código único para cada transacción. Al ser requerida el usuario solo deberá gestionarse con la plataforma que le proporcione este servicio como TiendaVCC y solicitar una tarjeta de crédito virtual. 

Al hacer esto se le otorgará un número de tarjeta con su respectiva fecha de expiración y código de seguridad. Estos datos solo funcionaran una vez así como el código de dicha transacción. De esta forma el usuario puede tener la seguridad que de verse comprometida la información de su VCC no habrá problema si ya el código fue utilizado. 

Brindando una capa extra de protección a los datos del usuario. Esto funciona en base a un sistema que genera los datos dados al usuario y les asigna un periodo de validez. Expirado dicho periodo los números dados son inútiles. 

¿Qué beneficios ofrece a sus usuarios?

Seguridad

Ofrece un sistema de resguardo mayor tanto a la data de los portadores como a su dinero. Una tarjeta tradicional deja información almacenada en cada servidor donde es utilizada. Una VCC tras ser utilizada pierde cualquier funcionabilidad y no deja información del usuario atada a la transacción. 

Practicidad

Es un problema común olvidar las tarjetas ya sea en casa o en otra ropa. Incluso que estas se deterioren con el tiempo o por un accidente se vean estropeadas. Estos problemas no existen con una VCC, solo es necesaria una conexión a internet desde un teléfono u ordenador para utilizarlas. 

Ir al banco

Para obtener estás tarjetas no es necesario tomar filas en el banco o pedir citas, basta hacer la solicitud para que llegue al correo. No se renuevan ni es necesario pagar los gastos de emisión por una tarjeta física. 

Los cambios en el estilo de vida son algo constante para cualquier persona. Lo único seguro es los cambios y la innovación en los sistemas de pago forman parte de ello. Adaptarse a estas nuevas prácticas es parte de participar en la innovación.  Sistemas nuevos para proteger la información personal, confiar en ellos permite hacer del cambio algo agradable. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *